Restauran en México obra emblemática de la arquitectura colonial

México, 3 mar (PL) La Catedral de Durango, una de las edificaciones más bellas del norte de México, es sometida a restauración bajo el aval y la supervisión técnica del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Levantado en el siglo XVIII bajo el estilo barroco, el inmueble es en opinión de los expertos el máximo exponente de la arquitectura religiosa en Durango.

Su reparación se inserta en el proceso de rehabilitación de los monumentos incluidos en el llamado Itinerario Cultural El Camino Real de Tierra Adentro, que aspira a obtener la condición de Patrimonio Mundial.

El director del Centro INAH Durango, Alberto Ramírez, explicó que el propósito fundamental es contrarrestar los daños por humedad acumulados durante años.

Esa y otras construcciones coloniales en el país sufrieron las consecuencias de una corriente surgida en Europa en los años 40 del siglo XX que proponía “desnudar a los edificios” para mostrar sus entrañas.

En la década del 60 esa tendencia fue asumida en México y muchos inmuebles valiosos quedaron expuestos directamente a las inclemencias del clima.

El Plan Maestro de Restauración Integral de la Catedral de la Inmaculada Concepción contempla la colocación de aplanados en muros de mampostería exteriores, en la Sala Capitular, la Sacristía y el Museo de Arte Religioso, detalló el funcionario.

Esperamos mitigar el efecto de factores ambientales como la lluvia; actualmente las precitaciones en los centros urbanos presentan un creciente grado de acidez que suele afectar el mortero original de los monumentos históricos, detalló.

La rehabilitación del sitio religioso forma parte de una labor emprendida hace ocho años con el apoyo del gobierno federal, la participación de la Arquidiócesis y la población, mediante la asociación civil Amigos de Catedral.

Con fachada barroca, el templo tiene portadas laterales de estilo churrigueresco, hechas entre 1764 y 1775; en su interior se hallan una sillería que data de la Colonia, 33 esculturas de diversos santos y la imagen de la Purísima Concepción, tallada en 1764 en una sola pieza de marfil.

Un total de 19 obras con valor patrimonial fueron incluidas en los planes de rescate arquitectónico en Durango, entre ellas 12 iglesias de las cuales seis ya fueron restauradas por el INAH, destacó Ramírez.

Entre esas últimas se encuentran los templos del Refugio y San Antonio, la iglesia de la Ex Hacienda El Palmito y la Misión de Nombre de Dios, precisó el investigador.

lgo/mjm

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=167237&Itemid=1


About this entry