Diller Scofidio + RENFRO: pabellón inflable en Washington

Cuando Richard Koshalek entró como nuevo director del Museo y Jardín de Esculturas Hirshhorn de Washington hace unos meses, tras 20 años al frente del MoCA de Los Ángeles, se planteó el reto de atraer al gran público y despertar su interés por el arte para poder así hacer frente a una crisis que ha golpeado duramente a las instituciones museísticas en los Estados Unidos. El resultado ha sido una burbuja de más de 50 metros de altura, un pabellón de carácter temporal que invadirá el museo por su patio central sobresaliendo por arriba y abajo como si estuviera a punto de explotar. Diseñada por el estudio neoyorquino Diller Scofidio + Renfro, la intervención renueva por completo la imagen del sobrio edificio construido en 1974 por Gordon Bunshaft. El pabellón, que tiene un coste de cinco millones de dólares, se instalará dos veces al año —en mayo y octubre— y dotará al museo de un programa más accesible a todos los públicos. Con un auditorio para mil personas en la zona central, la instalación ofrecerá una gran variedad de eventos de carácter artístico y educativo. La burbuja, de color azul claro, inflable y traslúcida, tendrá una estructura de cables de acero que atará un tubo de agua que rodea el interior de la burbuja a las vigas del edificio existente. Cuando se inaugure el pabellón el próximo mes de mayo, el museo Hirshhorn, uno de los centros adscritos al Smithsonian Institute, se convertirá de nuevo en un referente cultural para la ciudad.



http://www.arquitecturaviva.com/Cms/Items/ItemDetail.aspx?ID=1897


About this entry